Iñaki Moraza

In 2012 I was going through a painful breakup. I was feeling angry and betrayed. I thought that I didn’t want to see my ex ever again, and I hated that I still had feelings for him. Luckily, this was happening just when I was beginning to practice The Work on a regular basis and had decided to be part of ITW, and become a Certified Facilitator. What an amazing difference that made. Each questioned thought opened (and still opens) a space of clarity, peace, and joy. Today my ex and I are living together again, as friends, and it is increasingly a peaceful and an honest relationship. It is becoming natural for me to communicate with clarity about feelings of insecurity, jealousy, or irritation—feelings that I used to judge as petty and shameful. Now I welcome his remarks and “criticisms” as chances to learn more about myself.

My relationships with my siblings have also improved tremendously. With each new Judge-Your-Neighbor-Worksheet my capacity to listen grows, as does my openness to see my own role in any tensions that arise among us. As a result, I am more able to see my family’s beauty and kindness. When we do argue, it is no longer a painful situation that lasts for weeks or months. The Work allows me to see the things I have done to hurt them and myself, apologize, and feel open and connected again.

Above all, The Work is improving my relationship with myself—that is to say, with my thoughts and feelings. It is a glorious paradox that my judgmental tendencies, which used to provoke criticism from others and shame in myself, have become the gateway to self-realization. Indeed, the practice of The Work has brought more humor, inner silence, and joy to my life. I am more able to enjoy the flow of existence and its inherent kindness.

Some years ago I retired from my post as a professor of language, literature, and critical thinking to become a translator. I have been given the opportunity to translate into Spanish a number of Byron Katie’s events—something that I love to do. I offer events and individual sessions of The Work, both in Spanish and English, in person, via Skype, or over the phone. The areas where I feel I have most to offer are relationships, sexual identities, siblings, parents, money, and addictions. The Work has given me my life back, and now I love to share with others this powerful yet simple process of inquiry. You are welcome to contact me any time to do The Work.

En 2012 estaba pasando por una ruptura muy dolorosa. Me sentía furioso y traicionado. Pensaba que no quería volver a ver a mi ex, y odiaba que aún seguía queriéndole. Afortunadamente, esto sucedió cuando estaba empezando a practicar El Trabajo asiduamente y acababa de decidir formar parte de ITW y seguir la formación de Facilitador Certificado. Esto lo cambió todo. Cada pensamiento cuestionado abría (y sigue abriendo) un espacio de claridad, paz y alegría. Hoy vivo de nuevo con mi ex, como amigos, y es una relación cada vez más calmada y honesta. Se está volviendo algo natural para mí comunicarme con claridad, incluso mis sentimientos de inseguridad, celos e irritación — sentimientos que antes yo solía juzgar de mezquinos y vergonzosos. Ahora doy la bienvenida a los comentarios y “críticas” de mi ex, pues veo que son oportunidades para conocerme mejor.

Mis relaciones con mis hermanos también han mejorado mucho. Con cada Hoja de trabajo Juzga-A-Tu-Prójimo, va creciendo mi capacidad de escuchar, así como la apertura a ver mi propia parte en cualquier tensión que pueda surgir entre nosotros. Como resultado, soy más capaz de ver la belleza y bondad de mi familia. Cuando discutimos, ya no es una situación dolorosa que dura semanas o meses. El Trabajo me permite ver lo que he hecho para herirlos a ellos y a mí mismo, disculparme, y volver a sentirme abierto y conectado.

Principalmente, El Trabajo está mejorando mi relación conmigo mismo; es decir, con mis pensamientos y sentimientos. Es una paradoja magnífica que mi tendencia a juzgar, que solía provocar las críticas de los demás y la vergüenza en mí mismo, se haya convertido en la puerta a la auto-realización. La práctica de El Trabajo ha traído a mi vida más sentido del humor, silencio interno y alegría. Cada vez soy más capaz de disfrutar el despliegue de la existencia y su bondad inherente.

Hace algunos años me retiré de mi puesto como catedrático de lengua, literatura y pensamiento crítico, y ahora soy traductor. He tenido la oportunidad de traducir al español diversos eventos de Byron Katie, algo que me encanta hacer. Ofrezco talleres y sesiones individuales de El Trabajo de manera presencial, por Skype y por teléfono. Las áreas en las que siento que tengo más que ofrecer son las relaciones, las identidades sexuales, los hermanos, los padres, el dinero y las adicciones. El Trabajo me ha devuelto mi vida y ahora me encanta compartir con los demás este poderoso, a la vez que sencillo, proceso de indagación. Te doy la bienvenida a ponerte en contacto conmigo cuando quieras para hacer El Trabajo.

Spain
English, Spanish
inakimoraza